MUJER

o la filosofía biodinámica de la trascendencia

K. Jaffé

Caracas 1993-1996
 
 

PROLOGO

Este libro nace de la necesidad del autor de trascender (como nace cualquier otro libro que no sea una guía telefónica) y que en su afán por trascender, ha encontrado obstáculos que quiere sobreponer para ayudar al avance intelectual de las presentes generaciones. Uno de los obstáculos nace de la constitución biológica de la mujer y del hombre, que difiere en cuanto a los mecanismos disponibles para satisfacer la necesidad de trascender. La historia del pensamiento humano, básicamente, ha sido escrito por hombres, pero la evolución biológica, social y cultural de la humanidad ha estado, básicamente, en manos de la mujer. El eventual logro de una síntesis de las motivaciones fundamentales de lo humano requiere de una clarificación previa de estas divergencias. He aquí algunas ideas, que intentan despertar al intelecto rebelde y comprender lo humano, partiendo del pensamiento de un hombre que busca penetrar la esencia de la mujer. Estos pensamientos están dedicados a la mujer de mis sueños.

 

HOMO SAPIENS Y LA NECESIDAD DE TRASCENDER
 


(Más allá de la felicidad)


 


La mujer y el hombre son impelidos por una jerarquía de motivaciones que constituyen una cadena de impulsos a satisfacer en más o menos este orden:

- defensa

- hambre

- necesidades fisiológicas

- sexo

- poder

- optimización de las posibilidades de trascender
 
 

La trascendencia o necesidad de ello

es un invento de la vida,

no del humano.
 
 

La necesidad de trascendencia

emerge con la aparición,

en la historia filogenética de la vida,

del sexo.

La vida se perfecciona con el sexo

pero también se limita.

Es como adquirir un seguro

para disminuir la posibilidad de nuestra extinción,

pero que limita nuestras acciones.

El humano siempre necesita de innovaciones.

Como no hay tantos fenómenos fundamentalmente nuevos bajo el sol,

y como la capacidad de resistencia de la humanidad ante innovaciones

es sumamente limitada,

la única solución aparentemente aceptable para las matemáticas

es la implantación de los ciclos:

mientras no podamos eliminar el afán de innovación del ser humano

la historia seguirá cumpliéndose en ciclos más o menos regulares

totalmente comprensible a posteriori,

jamás predecible por la sociedad,

aunque posiblemente predecible para algunos individuos

que se convertirán en profetas

despuées sucedidos los hechos.
 
 

El gerente logra la ilusión de la trascendencia

al aumentar algún índice monetario

pero carece de la capacidad de trascender

en áreas que no son cuantificables con dinero,

que son las que importan en última instancia a la humanidad.

Por ello

necesita aumentar su poder

manejando cada vez más abundantemente

su dinero.
 
 
 
 

El científico

logra la ilusión de trascender

al relacionar su existencia

con la primera referencia

a algún evento o fenómeno

físico-natural.
 
 

El poeta (o artista)

logra su trascendencia

con la impresión de palabras, sonidos o imágenes

despertando la sensibilidad del receptor.

Al acercarse a lo instintivo y primario,

se acerca,

como consecuencia,

a lo universal.
 
 

Para la mujer,

los hijos son la forma más directa,

segura y eficiente

de trascender.
 
 

La inseguridad de la paternidad del hombre

(por razones biológicas y comportamentales insalvables),

lo obliga a buscar la trascendencia

en otras áreas: por ello desarrolló las religiones,

la filosofía,

las artes

y la ciencia.
 
 
 
 

La programación y los proyectos

son indispensables para la vida.

La vida sería insostenible

si cumplimos todos nuestros proyectos.
 
 

El orden

es una virtud

y una limitante

al progreso
 
 

La educación (principalmente en manos de la mujer)

es la herramienta más poderosa

que tiene la humanidad

para afrontar su futuro,

pero es la herramienta

que menos domina.
 
 

El filósofo es jugador de "pool"

lo importante es

que alguna idea penetre,

no importando la ruta.

El científico es jugador de "billar"

cada idea debe estar basada

o bien en otra idea

o en datos experimentales...
 
 
 
 

El poema trata de suplir las deficiencias

que surgen al acoplar el lenguaje

a las estructuras de las ideas;

muy pocos poemas logran cruzar este puente,

por no tener fuerza en la estructuración de las ideas.

Una excepción notable:

El Tao.
 
 

El filósofo trata de suplir las deficiencias

entre las ideas

y la estructura de las ideas,

pero no lo logra

por no aceptar que la estructura es una propiedad física,

y no una propiedad intelectual.
 
 

La ciencia está dejando de ser

cada vez más

una actividad del espíritu humano

para ser una actividad del estómago humano,

al igual que el arte visual,

la música

y la poesía.
 
 



MUJER


 


El sexo, tanto en las bacterias como en los seres pluricelulares superiores, incluyendo al hombre, define modos de vida diferentes, basados en diferentes estrategias que buscan optimizar la trascendencia del individuo.

Lo femenino define la especialización para la inversión de recursos (energía, tiempo, esfuerzo) para garantizar la sobrevivencia de la prole. Esto es: el gameto femenino se define por su mayor biomasa; las mitocondrias (organelos productores de la energía celular) son transferidas exclusivamente por los gametos femeninos a su prole; la gestación es llevada a cabo por el sexo femenino, etc.

Lo masculino define la especialización para aprovechar oportuna y rápidamente las posibilidades de transferir gametos. Esto es: la competencia, la velocidad mayor de gametos masculinos (los espermatozoides con genes masculinos se mueven más rápido que los que llevan genes femeninos, por ejemplo), la fuerza, la inteligencia para convencer, etc.

Ello lleva necesariamente a percepciones diferentes del amor. Lo femenino tiende a lo histérico (es crítico tomar la decisión reproductora correcta ya que la decisión es irreversible en la mujer y requiere a posteriori de una inversión importante). Lo masculino es obsesivo (se debe llegar al traspaso de gametos lo antes posible para maximizar nuevas posibilidades).
 
 

El poder: la posibilidad de influir al máximo en el desarrollo histórico de su propia vida y en la de otras vidas puede ser obsesivo. El sentirlo como necesidad debe de ser más frecuente en hombres que en mujeres. Predicción: en sociedades jerárquicas autoritarias el hombre monopoliza los niveles superiores de gerencia y decisión. En sociedades anárquicas y democratizantes, la mujer es más eficiente en los niveles de coordinación que el hombre.

La diferencia entre una puta y una dama es la discreción. La mujer, por definición ama.

Lo más importante para la mujer casada es la familia, para la mujer soltera es el amor (para establecer una familia).

La música popular despierta el instinto: el ruiseñor cortejando a la hembra.

La mujer no puede ni debe ser igual al hombre,

es indiscutible que es (socialmente) equivalente a él,

es más susceptible a las sensaciones y a lo irracional.

La mujer aventaja al hombre: tiene más capacidad para el disfrute, más material genético (aunque menos diverso), más peso al nacer y mayor expectativa de vida. Sin embargo, siempre tiene que manifestar insatisfacción. Es su herramienta para hacer trabajar al hombre a su favor.
 
 

LA COTIDIANIDAD


 


El deporte en TV es la "sacralización" de lo cotidiano.

La música es un modelo plano de la realidad ya que el sonido lo definen dos dimensiones. Por ello es tan perfecta, profunda y tan universal. Analiza el mundo de las frecuencias.

La pintura es menos simple y por ello menos perfecta que la música. Trata de entender los colores y la forma.

La escultura, ademas de lo que analiza la pintura, introduce el espacio tridimensional, por ello es tan imperfecta.

El cine incluye una nueva dimensión, el tiempo.

La literatura trata de abstraer el tiempo, el espacio, las frecuencias unidimensionales y la materia. Es la menos perfecta de las artes y la más cercana a la filosofía.

La filosofía es la actividad humana más cercana a la ciencia.
 
 
 
 

El dinero tiene la ventaja de ser fácilmente cuantificable, pero no puede calificar ni estimar parámetros tales como: iniciativa, moral, futuro, disfrute, estimación social, estimación personal, familia, solidaridad, amor, contemplación, éxtasis, conocimiento, "insight" (la diferencia entre experticia y experiencia), trascendencia, sinceridad, profundidad, sensibilidad,

El valor heurístico es más importante que el valor utilitario: el primero permite el avance de la sociedad, el segundo la satisfacción individual.

Nietzsche y Cioran escribieron en párrafos independientes, ya que la hilación continua de sus ideas los hubiera desnudado ante su excepcional fuerza crítica. ¿O será que la hilación continua es siempre estúpida?

La diferencia entre la muerte de una mosca y la de un elefante es la cantidad de biomasa que colapsa. En este sentido, una ballena tiene más valor que un humano.

El espectáculo es la forma de sentir la vida sin asumir riesgos. Es la perfecta masturbación vital.

Homo sapiens resalta como tal, en contraste con los demás seres vivos. Al desaparecer la mayoría de éstos, desaparece el contraste y empobrece el espíritu humano. H. sapiens se convertirá, cada vez más, en una tuerca cualquiera del engranaje de una máquina cuya función final desconoce.

DESEO, PASION, AMOR

Los tres niveles de conciencia:

kama - artha - dharma

deseo - pasión - amor

gen - organismo - sociedad

placer - profesión - filosofía

necesidad - comercio - religión

inmediatez - corto plazo - largo plazo

instinto reflejo - instinto complejo - estrategia adaptativa

selección intergénica - selección individual - (selección vía pariente) - selección de grupo

caprichos - acciones - legislación
 
 

Entre el amor, la pasión y el deseo, una diferencia es el grado de importancia de lo sexual. Son sentidos de forma diferente por la mujer y el hombre y esta diferencia es la base del conflicto social que nos mantiene alejados del equilibrio termodinámico, lo que a su vez permite el flujo continuo de energía, lo que posibilita mantener vivas a nuestras sociedades.
 
 
 
 
 
 
 
 

El valor adaptativo del deseo es la procreación.

El valor adaptativo de la pasión es la formación de la pareja, de la familia.

El valor adaptativo del amor es la trascendencia.

La pasión es intermedia entre el deseo y el amor.
 
 

No hay pasión sin deseo ni amor sin pasión.

No hay creatividad sin amor.

No hay humanidad sin inovación.
 
 

El deseo dura horas,

la pasión meses,

el amor perdura por años.
 
 

El deseo es evolutivamente más primitivo que la pasión y ambos son anteriores al amor. Posiblemente la característica más particularmente humana sea la capacidad de amar.
 
 

MEMBRANAS


 
 

Una interfase pone en evidencia las cualidades contrastantes de cada fase. A veces son tan sutiles, que resultan incomprensibles, pero atraen la curiosidad, evocando emociones profundas. Es el caso del mar bañando la playa, del fuego volatilizando la madera, del cuerpo muerto fundiéndose con la tierra, las ideas estrellándose con la realidad.
 
 

Los contrastes son indispensables para destacar los elementos.

La luz se descubre con la noche.

El aire con el agua.

El calor con el frío.

El amor con la soledad.

Es el principio del Ying y Yang.
 
 

El despecho y la insatisfacción son el mejor motor de la productividad. Por ello varias religiones prohiben a sus curas casarse. Pero el exceso de despecho lleva a la depresión o a la locura.
 
 

Una de las fuentes fundamentales de la insatisfacción humana es la existencia de dos sexos. Nunca la mujer comprenderá al hombre y nunca el hombre entenderá a la mujer. Por ello se dice que el sexo es el motor de la humanidad, promueve el progreso continuo.
 
 

LA BIODINAMICA


 
 

La experiencia individual alimenta el espíritu. El espíritu programa la acción que permite la experiencia individual. Esto es biodinámica.
 
 

El concepto más importante que nos aporta la termodinámica es el del equilibrio dinámico: el equilibrio de flujos de materia y energía. Es la única ciencia que nos permite definir, cuantificar y predecir el estado de equilibrio, aunque no nos pueda decir cómo lograrlo.
 
 

El estado estacionario termodinámico es un sistema en semi-equilibrio, esto es, un torrente de flujos que lo mantiene alejado de un equilibrio termodinámico.
 
 

Progreso es una palabra traicionera. Cuando el sistema se mueve, nadie puede saber a ciencia cierta hacia dónde se mueve. Lo que sí sabemos con seguridad es que si el sistema no se mueve, está muerto.
 
 

El hombre totalmente feliz es improductivo.

¿Por qué entonces nuestras sociedades se afanan en proclamar que buscan la felicidad?
 
 
 
 
 
 

Las frases lapidarias se gravan en roca para durar. Sin embargo, la lectura de las lápidas no instruye grandemente. Demuestran la corta imaginación del hombre.
 
 

Biodinámica es la ciencia que estudia los procesos dinámicos de la vida. La vida es por definición un proceso dinámico. ¡Qué tragedia que la biología, la ciencia que estudia la vida, se ha dedicado por tanto tiempo a estudiar organismos muertos!
 
 

Vivir es proyectar a futuro lo que implica planificar.

Planificar es pensar.

Pensar es manejar ideas.

Las ideas implican construir una imagen del presente en el entendido de que nos revelará algo del futuro.

Es modelar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los modelos necesariamente son simplificaciones de la realidad.

Las simplificaciones permiten apreciar fenómenos a cierta distancia, permiten globalizar.

Globalizar necesariamente implica dejar de lado aspectos eventualmente relevantes para un modelo predictivo.

He allí un sistema caótico que permitirá siempre el desarrollo del pensamiento.

El desarrollo del pensamiento en ciertas épocas ha sido cíclico, lo que nos indica la ausencia de elementos nuevos en el pensamiento humano.

Por ello, ideas no tradicionales son indispensables para que el ciclo pueda convertirse en espiral, en un proceso dinámico no repetitivo pero cíclico.

De allí la importancia de ser tolerante en cualquier cultura en expansión.

La intolerancia es índice de falta de voluntad de cambio y por ello de progreso, implica cansancio de la cultura.

Los modelos de pensamiento nuevos no podrán penetrar con facilidad las mentes saturadas del individuo medio.

Este es el elemento que limita la velocidad de todo progreso. Es la inercia de la dinámica cultural.

Esto es, la tradición es el freno de todo cambio y por ello la causa de la inercia en la dinámica cultural.

Por otra parte, el individuo requiere seguridad, predictibilidad, modelos transparentes, que ofrece la tradición. La tradición es la base sobre la cual actuan nuevas ideas. Es el punto de partida.

Quizás una alternativa, un reto, es lograr la tradición del cambio, la adaptación al dinamismo conceptual, que requiere de seguridad psicológica y sustento en el equilibrio biológico del individuo.

Aquí está el aporte de la psico- y socio-biología.
 
 
 
 

Una cultura estable tiene sentido en el contexto de una explotación sustentable del ambiente. Ello ciertamente no es el caso de la cultura monetarista-industrial del siglo XX.

Entre las alternativas de nuestras culturas está la de reaccionar sólo ante la crisis, que será la alternativa que probablemente sea tomada por la mayoría de nuestras sociedades, que no están preparadas para cambios. Están basadas sobre economías de continuo crecimiento y no contemplan escenarios de decrecimiento o de estabilización ya que están basadas exclusivamente en lo económico.

La alternativa de estancamiento del crecimiento económico necesariamente tiene que basarse en el crecimiento de otros valores, ya que la vida exige una dinámica continua. El siglo XXI tiene el reto de descubrir aspectos del humano que puedan ser sujetos a desarrollo y que no impliquen crecimiento económico. Las culturas orientales han producido alternativas viables pero no han logrado controlar el crecimiento poblacional (crecimiento físico que es una de las bases del crecimiento económico), lo que repercute negativamente sobre el ambiente, y por ello sobre las posibilidades futuras de mantener una sociedad, de igual manera que el crecimiento económico.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tenemos que explorar otras maneras de trascender, más allá del impacto genético (hijos) o material (dinero). La única apertura viable pareciera ser la de la razón. Explorar posibilidades de expandir nuestras abilidades espirituales y de la mente. Puede ser que finalmente podamos crear la sociedad de los filósofos.
 
 

Biodinámica es la ciencia de las interacciones cambiantes. De los estados y sistemas que no están en equilibrio. Es el estudio de los sistemas vivos, en constante cambio. Es penetrar en el espíritu fundamental de la vida.
 


FILOSOFIA Y CIENCIA


 




Filosofía es a la ciencia lo que la idea fraccionada es al modelo estructurado. Pero no sabemos quién de las dos representa el modelo estructurado.

La estructuración completa de un modelo de pensamiento, por ser tarea tan compleja, está condenada a tener errores, lo que impide el consenso y la hace inaceptable para la mayoría de la humanidad.

La igualdad es al progreso lo que la estabilidad a la originalidad.

Kolakowski y Nietzsche, ambos necrófilos, aportaron más a la vida de la filosofía que los biófilos Platón, Aristóteles y Kant, quienes, aunque más profundos y racionales, intentaron el imposible de construir un único modelo cósmico, coherente y unificado.

Einstein intenta algo similar a la empresa de Kant, pero en las ciencias físicas y tiene más éxito. Sin embargo, la mecánica cuántica, que no tuvo pretensiones cósmicas y que nunca fue totalmente aceptada por Einstein, logra mayor poder predictivo y utilitario que la relatividad, criatura de Einstein, base de la unificación de las ideas físicas.

La sociobiología, la física de partículas subatómicas y la astronomía son los intentos actuales de experimentar con la filosofía.

Oriente y Occidente se diferencian por su historia y ... por su demografía.

La filosofía es el juego fino entre la experiencia y las ideas. La ciencia es la cristalización de las ideas en las experiencias (el experimento). La diferencia entre ambas, por tanto, es el método utilizado para trabajar con las ideas, y el conficto irresoluble reside en que sólo el método puede validar las ideas.

Ciencia es: inducción - hipótesis - reducción - experimentación u observación - inducción ...

Antiguamente, un investigador y una investigación cubrían todo el proceso cognoscitivo. En una sociedad altamente especializada se tiende a una división del trabajo cada vez más estructurada; en estas sociedades, las diferentes tareas del proceso de búsqueda del conocimiento científico son llevadas a cabo por especialistas en cada área. Ello desintegra el proceso y ubica lo relevante más allá de la búsqueda del conocimiento.

En la antigüedad, la filosofía era inductiva y la experiencia diaria, las guerras, el desarrollo económico y social, deductivo.
 
 
 
 
 
 

El filosofar es considerado pecado en ciencias, sin embargo, sin filosofía la ciencia no tiene sentido. La filosofía es el juego libre de ideas y el progreso en las ciencias depende de las ideas. La crítica de la ciencia a la filosofía es su falta de objetividad. Esto es, en cualquier modelo la limitante no está en descubrir nuevas variantes o nuevas condiciones de contorno. La limitante está en descubrir la variante del modelo que sea relevante para explicar algún fenómeno natural.

De allí que la ciencia moderna basa su fuerza en el contacto con la realidad a través de la observación de la naturaleza o a través del experimento, colocando una idea en la realidad y evaluando su capacidad de sobrevivencia.

Ello parecería ser un sistema cognositivo-heurístico inmejorable, siempre y cuando lo que se llama realidad pueda ser comprendido.

Allí puede estar la debilidad de la ciencia,

en el circulo vicioso constituido por lo que consideramos mentalmente realidad y de lo que el planeta Tierra y el Cosmos circundante nos ofrecen.

Son nuestros sentidos, que nos limitan en la percepción de la realidad tal como es.

Para salvar esta limitante, la ciencia utiliza el método de las aproximaciones sucesivas. El método dual inductivo- deductivo:

idea - experimentación (observación) - comprobación - teoría - idea ...

conjuntamente con:

observación - experimentación - idea - teoría
 
 

La filosofía desarrolló experticia en la formulación de las ideas. Tal fue su éxito, que inventó a la ciencia.

De hecho, hasta hoy en día, todo científico que se respete a si mismo, trata de obtener el título de Doctor en Filosofía (PhD).

Sin embargo, la filosofía ignoró el gran descubrimiento de la ciencia: el experimento; y quedó atrás en la historia. No ha podido producir nada relevante para la humanidad en los últimos 50 años. Pero tampoco la ciencia ni la tecnología han podido erradicarla. En una sociedad en crisis por la falta de alternativas a considerar, es probable que una nueva convergencia entre ciencia y filosofía sea deseable. Para ello se deben salvar dos obstáculos:

1- crear la filosofía experimental,

2- fomentar la ciencia especulativa.

Ambas proposiciones implican cambios de actitud revolucionarios, tanto para científicos como para filósofos, que tienen que romper con tradiciones de sus respectivas disciplinas.

Desarrollar la ciencia especulativa requiere de un esfuerzo por parte de los científicos para desarrollar su capacidad de evaluar el valor científico intrínseco de un experimento o de una obra científica en función estricta del valor de la relación idea-realidad (datos experimentales) sin tener en cuenta la teoría de moda (main stream sciences).
 
 
 
 

En el caso de que la comunidad científica logre dar este paso, se podría considerar como un avance equivalente a la revolución galileana que logró la aceptación del experimento como una herramienta que sustituye la conclusión puramente lógica.

Filosofía experimental implica que el filósofo esté dispuesto a dejar que sus ideas sean evaluadas por la realidad que su mente trata de dominar: implica desarrollar consecuencias de su teoría o conjunto de ideas, de su marco de referencia, que puedan ser puestos a prueba por entes no mentales.

Dada la falta de alternativas viables para orientar el desarrollo de las sociedades actuales, es razonable pensar que un influjo mayor de ideas podría ayudar al desarrollo de estas alternativas. Este influjo mayor se lograría con una sinergía renovadora entre ciencia y filosofía gracias al desarrollo de la ciencia especulativa y la filosofía experimental.

La productividad del experimento propuesto será evidenciado sólo si la limitante del quehacer actual de la sociedad es la falta de ideas (criterio que es falsificable, para cumplir con las recomendaciones de Poper).
 
 













HOMO SAPIENS BIO-SOCIAL


 




La vida social tiene un costo, medible en calorías, que pagamos los individuos. Imagínese viviendo:

sin un vecino molesto,

sin pagar impuestos,

sin esperar traición,

sin conocer la mentira,

sin invertir en terceros,

sin saludar,

sin amor pero con pasión.

Todo ello sería posible sólo si Ud. no tuviera el instinto de ser social: no necesita afecto ni reconocimiento. Se requiere de un trabajo de ingenería genética para crear al hombre anti-logrero, no-afectivo y sin ambiciones personales. Sería la destrucción de lo humano para intentar la salvación del resto del mundo.

Según los budistas zen, cristianos judeizantes y puritanos generalizantes, la ruta hacia la tranquilidad eterna y hacia la realización personal total pasa por el despojo de las necesidades individuales para dar paso a las colectivas. Por ello, estas escuelas morales no han podido construir sociedades progresistas modernas.

El instinto, y con ello la intuición humana, avanza al mismo ritmo de la evolución genética (que logra avances en decenas de generaciones). La cultura puede lograr estos avances en días u horas, pero también, con esa misma facilidad, los destruye.
 
 

Las actitudes del hombre social cambian al ritmo del instinto. Por ello, ¿qué sentido tiene la filosofía, o la ciencia? Sin embargo, la única forma de hacer avanzar las sociedades es la de la filosofía experimental.

Y ¿para que queremos avanzar?

La construcción de modelos del mundo que nos rodea ha sido el elemento singular más importante que ha energizado la evolución del cerebro animal, del cerebro humano y del cerebro electrónico.

Para todo ser, mientras mayor sea la capacidad de modelaje de su ambiente, mayor será su contenido de vida y más acelera su muerte.

El instinto busca favorecer al pariente, la razón busca la igualdad justa, pero lo único aceptable en la sociedad capitalista-materialista es la búsqueda del beneficio personal.

La competencia, aduce el materialismo-capitalista, es el motor del progreso. Nunca vi que un grupo de obreros riñendo fueran capaces de construir una máquina: la discordia es la destrucción. ¿Divide y gobierna?. Es muy sutil definir el umbral de competencia que sirva de motor y no de freno al progreso. Es en los momentos de mayor uniformización y unión que los pueblos alcanzan su mayor poderío; pero es en las épocas de mayor heterogeneidad que son más creativos. El reto está en armonizar lo heterogéneo, el competir en paz.

El materialismo-capitalista pragmático persigue elevar el nivel de dominio que tienen la mujer y el hombre sobre su entorno; para optimizar la tasa de acumulación de materia negentrópica explotable por el humano; pero no determina para qué. Por ello está condenado a nunca ser una ideología: es un simple hábito.

Las ideologías han sido los motores del progreso de la humanidad. La caída del comunismo marxista marca el inicio de un resurgimiento de un medioevo mediocrizante, uniformizador, donde la novedad y la creatividad son elementos negativos y la continuidad y homogeneidad elementos positivos. La humanidad requiere descansar del progreso para poder asimilar los pasos dados. La parte biológica del hombre tiene que adecuarse a las innovaciones culturales, y es muy lenta en su avance. Por ello las inquietudes intelectuales tendrán que esperar un nuevo renacimiento post-modernista.

El filósofo experimental pondría a prueba esta hipótesis y graficaría la tasa de descubrimientos importantes de la humanidad en los últimos siglos para demostrar la existencia de oscilaciones periódicas, marcadas por una tasa exponencial en la era post-industrial y una desaceleración de la tasa en la era contemporánea. Sólo falta por definir lo que es un descubrimiento importante.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La sociedad moderna busca la liberación de la mujer, pero es en la sociedad más tradicional donde la mujer maximiza su poder. La modernización de la sociedad, más que liberar a la mujer, la neutraliza, descargándola de su responsabilidad en definir el futuro de la humanidad al limitar su participación en la educación del nuevo hombre. Es la única manera de liberar a la mujer, ¿pero también lo será para la humanidad?

Los instintos vitales: hambre, miedo, pasión, amor, poder, dan sentido a la vida. La ausencia de ellos lleva al nihilismo.

Los instintos vitales, filogenéticamente hablando, están superpuestos en estratos sucesivos envolventes, cada uno de los niveles anteriores lleva a satisfacer las necesidades del nivel siguiente en forma jerárquica:

sobrevivencia (hambre, salud, miedo, defensa)

trascendencia (pasión, amor, poder)

motivación individual

motivación social

motivación cultural

Mayor orden social inevitablemente implica una menor libertad individual. Termodinamicamente, mientras más sofisticada y compleja sea la sociedad, más simples y especializados deben ser los individuos. Si queremos maximizar la felicidad de la mujer (o del hombre), frenemos el desarrollo social.
 
 
 
 

¿Qué es éticamente superior: lo individual o lo social? Plantear esta pregunta implica que el individuo en sociedad no es el mismo que fuera de ella. El individuo tiene que limitar sus libertades para socializarse. Ahora bien, la sociedad emergió como herramienta para garantizar la sobrevivencia del individuo frente a elementos más poderosos que él. Pareciera que el surguimiento de una sociedad global, por lo tanto, implicaría su propia destrucción. Al momento de nacer desaparecería su razón de ser, a pesar de que sería la única herramienta para evitar una destrucción total de nuestras sociedades actuales.

La guerra parece ser una institución inevitable. Si no la tenemos, se debilitan los lazos sociales y emerge el individuo creativo, si la tenemos, nos damos cuenta de la pobreza del espíritu humano y aumenta nuestra necesidad de solidaridad. En el balance de ambas situaciones ha crecido la humanidad. Si queremos evitar la guerra o la violencia, no bastaría con estabilizar las relaciones económicas entre las sociedades, ello sólo evitaría la guerra de conquista directa pero no la violencia social interna: requerimos sustituir el mecanismo que impulsa el desarrollo de la humanidad.

Lo que diferencia al hombre del animal y que lo hace único no es su capacidad de comunicar, de razonar, de planificar, de adorar, de amar, de morir, de socializar, de jugar; todo ello, en mayor o menor grado, lo encontramos en otras especies animales (o vegetales). Es su capacidad de estar siempre insatisfecho, de estar buscando siempre la innovación, de querer trascender, siempre con nuevas argucias, y esta fuerza se la da el desequilibrio de sus emociones y sentimientos. Por ello, un hombre bio-ingenierizado por un psiquiatra, sin contradicciones internas, se convertiría en un animal (o vegetal) cualquiera.
 
 

Todo ser viviente, por estar vivo, busca trascender. La forma más directa es, a través del ejercicio del sexo, garantizar una descendencia. Sin embargo existen otras formas de trascender. Podemos trascender a través de la prole de familiares (lo que explica la existencia frecuente de actos altruistas hacia personas emparentadas) o podemos trascender a través de generaciones futuras de nuestra especie. La primera solución parece ser la más fácil, aunque no necesariamente la más segura. Requiere únicamente del deseo como sentimiento motivador. La segunda solución es bastante común entre plantas y animales. Requiere de sentimientos de pasión que permitan superar el egoísmo estrecho para actuar e invertir en pro de individuos que, aunque no sean descendientes directos ni familiares, se nos parecen y están cerca de nosotros. He allí que en muchas congregaciones altruistas se estila llamar hermanos a los co-religiosos. Una tercera alternativa requiere de un desarrollo pleno de la capacidad de amar. Esto sólo es posible con individuos muy seguros de sí mismos y con un desarrollo intelectual suficiente como para poder abordar problemas a muy largo plazo. Implica invertir en acciones en pro de individuos que uno no conoce, que inclusive pueden ser enemigos. Es el método de trabajar en pro de la humanidad por el simple placer de saber que algo de la acción, del aporte, o del nombre quedará grabado en la conciencia cultural de las siguientes generaciones. Es la motivación para escribir, pintar, esculpir, inventar, vacunar, matar.
 
 

Son los sistemas aristocráticos los que más han fomentado las artes y la ciencia. El socialismo las frenó y el capitalismo las mercantilizó.

La tradición o el recuerdo son indispensables para la decantación de grupos altamente productivos en ideas, pero el exceso de tradición frena. Ello debe ser la razón por la que la naturaleza inventara el organismo mortal. La muerte es lo único que limpia el exceso de memoria.

La concentración humana y del conocimiento cataliza el progreso, pero también frena las nuevas ideas, por concentrar y uniformizar también las áreas de interés. He allí la importancia del equilibrio y de la descentralización.

Los humanistas, entre otros, no parecieran dispuestos a reconocer que no poseen el monopolio sobre el conocimiento de la mujer, a pesar de que hasta hace poco, escribieran casi exclusivamente sobre el hombre.

Ha sido frequentemente demostrado, después de Galileo, que sin experimentos y observación analítica no se puede avanzar más allá de los prejuicios y preconceptos instintivos grabados en la mente humana. Por ello los humanistas no pueden aceptar el analizar objetivamente lo subjetivo por ser ello su destrucción, al eliminar el subjetivismo de lo objetivo.
 
 





MORALEJAS


 
 





La avaricia lleva al embrutecimiento cultural. La obsesión no necesariamente lleva al objeto deseado.
 
 
 
 

La arrogancia enceguece. Siempre habrá algo que aprender.
 
 
 
 

El aburrimiento es indispensable para inducir el ocio; el ocio es la madre de toda idea y por lo tanto indispensable para el progreso.
 
 
 
 
 
 

La tolerancia permite maximizar los momentos disfrutables de la vida, aunque un exceso de tolerancia lleva al nihilismo y la parálisis.
 
 







GLOSARIO CONCEPTUAL


 




Adaptativo: Característica seleccionada evolutivamente, que responde exitosamente a desafios del entorno.

Autocracia: sistema que fuerza a una población a polarizar las características individuales. Tiende a dirigir el desarrollo.

Democracia socializante: sistema que trata de extender las características promedio de una población a todos los integrantes. Tiende a estabilizar o paralizar la evolución.

Democracia tolerante: sistema que toma decisiones en función de la mayoría pero que tolera y promueve la diversidad de ideas y soluciones. Tiende a promover la evolución.

Distribución poblacional: las características de una población están distribuidas de forma no uniforme entre los individuos que la conforman. Por lo general, pero no siempre, siguen las propiedades de una distribución gauseana o normal que tiene forma de una campana invertida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hombre: Homo sapiens de ambos sexos.

Hombre: (cuando se utiliza en contraposición a la mujer) organismo que produce gametos altamente móviles para ser utilizados a su antojo por la mujer.

Mujer: organismo con un poder potencialmente inmenso de atracción de hombres. La fuerza de la atracción que ejerce no está regulada racionalmente, sino por atributos físicos que generalmente escapan de su conciencia.

Nación: conjunto de individuos con una distribución de características propias.

Selección sexual: mecanismo que permite direccionar la evolución biológica. La dinámica de la selección sexual a su vez ejerce presiones diferentes sobre la evolución de la mujer y del hombre.

Termodinámico: Caracterización de fenómenos complejos, por propiedades dinámicas globales o emergentes, de sistemas compuesto por infinidad de componentes.